También este año podemos decir que han sido un éxito nuestros campamentos de verano en Valencia. Tanto en Denia, el enclave escogido para el campamento de adultos como en el campamento junior, para menores de 17 años, que tuvo lugar en el albergue de Serra d’Ador, muy cerca de Gandía. Naturaleza, actividades y talleres relacionados con la danza, grabación de vídeos, y por supuesto, una piscina para darse buenos chapuzones entre las sesiones con los profesores de renombre que nos han honrado con su presencia.

Fueron muchos los padres que, en el momento de inscribir a sus hijos en nuestros campamentos de verano en Valencia comentaban lo beneficioso que estaban siendo para éstos las clases que había venido recibiendo. Algunos nos comentaban que desde que había empezado su hija a participar en nuestras clases, había notado un cambio importante en algo tan aparentemente nimio como es la forma de sentarse. Es cierto. Está demostrado que adoptar posturas inadecuadas es una de las causas más frecuentes de los dolores de espalda y otros problemas como ola escoliosis. El ballet, o cualquier tipo de danza, ayuda también a ganar coordinación, agilidad y equilibrio.

Otros padres hacían alusión al beneficio emocional que han supuesto las clases para su hijo ayudándole a vencer la timidez, a trabajar en grupo y, algo bastante importante, a imponerse una disciplina de trabajo pensando más allá del corto plazo. Son muchos los beneficios que se obtienen de una actividad como la danza, el baile. Beneficios que no se limitan únicamente al plano físico donde, evidentemente, se exige una preparación adecuada.

Para muchos de los padres de los alumnos de Dance Center Valencia los beneficios psicológicos son aún más importantes.