¿Cuantas veces te ha dado vergüenza salir a bailar y te has quedado mirando al resto? Acudiendo a un campamento de verano de baile en Valencia puedes solucionar ese problema y convertirte en todo un bailarín.

Gracias a las clases que se imparten en nuestro campamento de verano de baile en Valencia vas a poder conocer, desde los bailes más clásicos, como las sevillanas o el ballet, a los más modernos, para convertirte en el rey de la pista. Uno de los estilos que está más de moda y que solicitan con frecuencia  nuestros alumnos es el funky. Tanto la música, con mucha influencia del jazz y del soul, como la manera de moverse para bailarlo, te dejará con la boca abierta desde el primer momento.

Para llegar a entender el funky, debes saber que nació en los 50 y sus orígenes están en la música negra. Si mezclas un poco del jazz, con algo de blues, unos retazos de góspel, un toque de soul y algo de hip hop tendrás funky. En realidad, es una mezcla de todos esos estilos lo que llevó a conseguir una música movida y muy bailable.

El funky tiene su técnica: Tiene ritmos muy marcados y la percusión es la gran protagonista junto con el bajo eléctrico. Como toda música inspirada en la africana, al bailar funky podrás escuchar perfectamente coordinados instrumentos de metal, con los de cuerda, teclados y cajones.

El funky hace muchos años que salió de las calles para convertirse en un baile que se enseña en las escuelas como en Dance Center Valencia