Junto con las clases de baile de salón en Valencia, los cursos de ballet clásico se encuentran entre los más solicitados. Se dice que todas las formas de danza nacen del ballet clásico, por lo que una buena formación especializada en todo tipo de baile y danza debe partir de los fundamentos del ballet clásico. Una de las primeras cosas que han de aprender los alumnos del ballet clásico  son las llamadas posiciones, la forma en la que se coloca el cuerpo para iniciar los movimientos.

Comenzaremos por centrarnos en la colocación de los pies en las posiciones básicas del ballet. En la primera posición las piernas se mantienen en contacto y los pies se apoyan completamente en el suelo de forma que los talones se toquen y los dedos apunten hacia afuera formando una línea recta. La segunda posición es muy similar a la primera, pero entre los talones se abre un pequeño espacio, aproximadamente la longitud de un pie.

Para la tercera posición será necesario adelantar ligeramente una de las piernas, indistintamente la derecha o la izquierda, de modo que el talón pie adelantado toque en la parte central del otro pié, manteniéndose ambos en el mismo ángulo que en la primera posición. La cuarta posición es muy parecida a la tercera pero deslizando el pie adelantado hasta dejar un pequeño espacio entre los dos.

Para la quinta posición el talón de uno de los pies debe colocarse a la altura de los dedos del otro. Al igual que ocurre en las clases de baile de salón en Valencia, las primeras sesiones de ballet clásico están encaminadas a adquirir los elementos fundamentales de la técnica.

En Dance Center Valencia intentamos evitar que nuestros alumnos adopten vicios posturales desde el primer momento.