Al final del verano, las academias de baile en Valencia empiezan a preparar los programas para el nuevo curso. Entre las nuevas clases, el dance hall es un estilo que seguro no va a faltar. Algo que se debe no solo a ser uno de los bailes más populares en los últimos tiempos, sino también a los grandes beneficios que aporta a quienes lo practican.

El dance hall es una danza originaria de Jamaica, en la que se combinan movimientos de las danzas africanas y caribeñas con otras influencias del hip hop, haciendo de este un baile único. Pero, además, por su carácter enérgico trae consigo importantes ventajas.

La principal razón por la que muchas personas eligen el dance hall en las academias de baile en Valencia es porque, además de ser divertido, supone una gran actividad que favorece la buena forma física y el adelgazamiento. El dance hall supone un entrenamiento aeróbico que hace que tanto el corazón como el resto del cuerpo se encuentren en mejor estado.

Además, por el tipo de movimiento, que se realizan a la hora de bailar, se consigue que el abdomen quede mucho más liso y definido, mientras que la cintura se reduce. Esto ocurre a la vez que la musculatura se fortalece, lo que evita dolores de espalda u otras molestias.

En lo que se refiere a las piernas y glúteos, también tiene un efecto muy positivo. Estos están en continuo funcionamiento durante la sesión, especialmente los músculos del glúteo, por lo que conseguirás unas piernas mucho más tonificadas.

Finalmente, la coordinación es otro de los beneficiados del dance hall. En Dance Center lo recomendamos para mejorar en la realización de movimientos que implican diferentes partes del cuerpo. Esto, a su vez, influye también en las funciones cerebrales de cognición, que aumentan considerablemente con el baile.