Los ochenta siguen de moda.  Así lo demuestran los alumnos más jóvenes que asisten a nuestras clases de break dance en Valencia seducidos por sus movimientos mecánicos.  Sin embargo, este resurgir de los ochenta está lejos de limitarse  a ser una simple afición marginal a un baile caduco.

Basta con salir a la calle o encender el televisor para ver cómo la estética y los hitos de los 80 han vuelto para quedarse. No se trata solo de una estrategia de marketing dirigida a explotar el consumismo nostálgico de las generaciones de cuarentones, los más jóvenes también se deja seducir por encanto “retro” de una década que, con la perspectiva que nos da el tiempo, ahora nos parece dorada.

Hasta hace poco tiempo la “estética ochentera” era denostada y considerada el colmo de lo “kitsch”.  Mirábamos con sonrojo y cierta vergüenza ajena la estrafalaria forma de vestir propia de esta época. No obstante, parece que se cumple la máxima que dice que “todo vuelve”, y ahora vemos esta década como un tiempo inspirador y lleno de encanto. Pensemos en las influencias musicales de los grupos que hay ahora en boga, y en todas las nuevas versiones cinematográficas que buscan resucitar los éxitos VHS y Beta del videoclub.

El break dance no solo ha pervivido durante este tiempo, sino que además ahora ha renacido reivindicando el lugar que merece entre las danzas urbanas. Las clases de break dance en Valencia que impartimos en nuestra escuela está llenas de jóvenes entusiastas, seducidos por un baile que se ha convertido en un clásico moderno.

Si no tienes prejuicios o eres un nostálgico de la música y el baile de los 80, te animamos a que vengas a conocernos. Te esperamos en Dance Center Valencia con toda nuestra energía y ganas de bailar.